Siniestro
Dar parte de siniestro
Solicitar cotización
Solicitar cotización
Oficina Virtual
Oficina Virtual
Teléfonos
Teléfonos de asistencia
Documentación
Descarga de documentación
Cerrar
Rss Facebook Twitter
 
12 de Marzo de 2018 Volver

ARAG explica cómo proteger a tus hijos de los peligros de Internet, sin prohibiciones

Los padres pueden controlar de una manera exhaustiva la navegación por la red de sus hijos así como restringir su acceso a las páginas que consideren inseguras.
Redacción
12 de Marzo de 2018, 16:00CET

 

A muchos padres les sorprende ver cómo sus hijos pequeños manejan las tabletas o demás dispositivos electrónicos, incluso mejor que ellos mismos. Lo cierto es que, en muchos casos, estos dispositivos pueden convertirse en un aliado de los padres en vacaciones, por ejemplo- ya que consiguen entretener a los niños durante horas. Pero con la edad, la cosa se va complicando y la mayoría de preadolescentes utilizan las aplicaciones y redes sociales de manera habitual en su día a día. Y se ha de ser conscientes de que esto comporta ciertos riesgos relacionados con su privacidad.

Hay padres que consideran que la mejor opción para evitar situaciones de riesgo es prohibir a los niños el uso de estas tecnologías. Sin embargo, esta no parece una decisión realista en el mundo en que vivimos. La tecnología es parte de la vida actual y, por ello, antes de restringir su uso, conviene informarse bien, conocer los posibles peligros que existen en Internet y cómo evitarlos. Y, si llegamos tarde en el aspecto preventivo, saber cómo solucionarlos adecuadamente.

La prevención, siempre lo primero

Está claro que la mejor opción, siempre, es prevenir. Por ejemplo, siendo conscientes de lo que hace en cada momento nuestro hijo con el dispositivo electrónico. No está de más conocer las páginas que visita, las redes en las que tiene su perfil o las personas con las que interactúa. Esta medida resulta más fácil cuando se trata de un niño pequeño, pero la cosa se complica a partir de los 8 o 9 años, cuando los menores empiezan a utilizar Internet para hacer las tareas de la escuela y de una manera más autónoma. A partir de este momento, los padres pueden limitar el tiempo que el niño está con la tableta o el ordenador para evitar no sólo riesgos de Internet, sino también que dedique demasiado tiempo a las pantallas en detrimento de otros hábitos, como la lectura o el deporte. 

Segundo, control

Cuando el niño comienza a emplear la red de manera independiente, es recomendable que los padres le expliquen y le adviertan sobre los riesgos de Internet. Si es posible, citando ejemplos de personas que hayan tenido problemas por conversar con quien no debían en la red o dejar demasiada información personal en una página no segura. Pero no hay que tener miedo a ir más a allá y, siempre que se pueda, los progenitores deberán controlar las conversaciones que han mantenido sus hijos en chats o correos electrónicos y revisar periódicamente sus redes sociales –si las tienen- así como las de sus amigos.

Es posible que, ante esta tesitura, los padres a veces se sienten algo desbordados. Como ayuda, existen aplicaciones y software que facilitan controlar y limitar las páginas a las que acceden sus hijos. Y, si tienen móvil, también se puede hacer uso de aplicaciones –gratuitas, en algunos casos- que permiten controlar el contenido al que acceden los niños y las franjas horarias en las que pueden conectarse.

Asimismo, existen servicios, como en ARAG Services, que asesoran a los padres sobre cómo prevenir y solucionar problemas relacionados con Internet. Por ejemplo, cómo reaccionar si se publica alguna foto de su hijo sin consentimiento, cómo limitar el contenido al que acceden o qué hacer si el menor se descarga contenidos ilegales. Todo, para que los padres respiren tranquilos cada vez que sus hijos se conecten a un dispositivo electrónico. Otras opciones pueden ser recibir un informe periódico de toda la actividad desarrollada de la sesión en el dispositivo y un servicio de asistencia informática, que permite explorar todas las posibilidades del uso del software de control parental y resolver otras dudas como, por ejemplo, las relacionadas con la geolocalización de los teléfonos inteligentes. 

Tercero, solucionar si es necesario

En Internet los menores son especialmente vulnerables. Introducen con ingenuidad infinidad de datos personales en las redes -por no hablar de fotografías-, un contenido que, si no se es muy cauteloso, puede ser visto por cualquier persona, sea o no del entorno del menor. Esta sobrexposición, sumada a la facilidad con la que los diferentes usuarios de las redes o aplicaciones pueden interactuar entre sí, multiplica las posibilidades de sufrir acoso que, cuando toma esta forma virtual, se conoce como ‘cyberbullying’.

Por eso es básico que tanto en casa como en el colegio, se forme a los menores sobre la necesidad de hacer un uso seguro de las redes: bloquear a desconocidos, vigilar con el contenido que se comparte, no entablar conversaciones con personas que no sean de confianza, así como denunciar cualquier falta de respeto o insulto que reciban a través de Internet. Los menores deben saber identificar las situaciones de acoso, ya que en muchos casos estas empiezan sutilmente y no muestran su malestar hasta que el problema se hace muy evidente. La Fundación ANAR, dedicada a la ayuda de niños y adolescentes en riesgo, que afirma que hasta un 75% de las víctimas menores de ciberacoso o ‘cyberbullying’ no dice nada a sus padres, cosa que dificulta la búsqueda de una solución. Por ello es necesario la implicación directa de los padres en el uso que hacen sus hijos de las redes y mantener un diálogo bidireccional sobre sus actividades en este ámbito y sus posibles riesgos.

redacción: ADN del seguro



C/ Padre Marín, 4 Bajo Logroño 26004 La Rioja   :  T 941 042 060   :  F 941 946 582   :  profisegur@profisegur.com Aviso Legal  :  Protección de datos
Profisegur   Profigestión   Kbcreativos   Fundación Profisegur   Otros enlaces
Presentación
Historia
Dónde estamos
Actividades
Datos de negocio
Porqué una correduría
Nuestros proveedores
Pertenecemos a
Consultas
Siniestros
Nuevos productos
 
Historia
Dónde estamos
Actividades
Nuestros proveedores
Pertenecemos a
Estatuto general de la Abogacía
Consultas
 
Historia
Dónde estamos
Porqué un diseñador
Diseño Editorial / Discos
Ilustración / Historieta
Logotipos / Corporativa
Publicaciones
Pertenecemos a
 
Historia
Dónde estamos
Actividades
Publicaciones
Prensa e Imagen
 
Descargar catálogo PDF
Atención al cliente
Zona de documentación
Editorial 4 de Agosto
Pequeña posibilidad de honestidad